Nuevo Tuenti: un error de 12 meses

Nuevo Tuenti: un error de 12 meses
13.06.16 escrito por Ignacio Sánchez Mingorance

By Tuit Marketing

Nuevo Tuenti: un error de 12 meses

By Iván Díaz


Lo peor que puede pasarte es no saber el lugar que ocupas en esta vida. Perder el rumbo sin entender a dónde te diriges. Perderte sin saber por qué.

Lo peor que puede pasarle a una Marca es la indefinición.

Hace 1 año, justo, el 12 de Junio del 2015, comentamos en Branzai en el artículo ‘Tuenti: de Marca a Nada’, la complicada decisión que tomó en el rebranding realizado por Saffron.

Una decisión que llevo a destruir de un plumazo todo lo que Tuenti había sido, por la creencia de un futuro mejor.

Se olvidaron de los ‘Menos blablá y más Gatitos’, o de los ‘Gigas de Sabrosura’, por una Marca que ya no decía nada. Se olvidaron de su identidad por ponerle un punto, y hoy se ha demostrado que era un punto final.

Os recordamos el SPOT: VER AQUÍ.

El ejercicio de rebranding de Saffron, tan cuestionado hace un año, ha acabado dónde era previsible, en nada.

Hoy Tuenti, justo 12 meses después vuelve del exilio para intentar recuperar lo que perdió ese día, para intentar volver a ser, lo que dejó de ser. Para intentar volver a significar algo a alguien.

Tuenti recupera lo mejor de sus inicios. Vuelve con el clásico logotipo ;)Tuenti, y su perdida identidad verbal. Fresca, simpática, diferente y sobre todo, relevante.

Un ejercicio que recupera, ahora sí, desde el objetivo estratégico una buena construcción de Marca. Si lo ponemos en contexto, todo esto empezó el día que Tuenti decidió hacerse mayor… salir del público adolescente más social y adentrarse en los jóvenes adultos. Para ello tenía que madurar un poco, y alguien interpretó madurar con ser irreconocible.

Las Marcas pueden madurar y evolucionar sus códigos sin dejar de ser lo que eran. Puedes tener un tono de voz igual de fresco y divertido, aunque el mensaje sea distinto o más moderado. Puedes tener una identidad visual diferencial y reconocible ajustando los códigos sin transformarla por completo.

Eso es lo que se debió hacer en un primer momento, pero se ha hecho ahora. Se recupera la Identidad Visual, pero se lleva a colores más sobrios como el negro, en lugar del azul y lima original, buscando un punto más de seriedad. Se recupera el tono de voz fresco y simpático, rebajando el mensaje a algo un poco más adulto y menos ‘energético’.

El nuevo SPOT dónde puedes ver el cambio: VER AQUÍ

En definitiva, evolucionar sin perder lo que eres.

Ahora bien, aunque la intención es buena, es una auténtica chapuza transitoria. Ahora se pretende hacer convivir un sistema visual (inclinado) que nace del logotipo fallido, con el logotipo antiguo, con una paleta que no le corresponde y con unas tipografías que no cuadran.

Buenas intenciones, mejor trabajo de fondo que el de hace 12 meses, pero falta dar el siguiente paso y recuperar por completo el control de una Marca que se les ha ido de las manos.

¿Una lección? Está bien intentar retar a los mercados y provocar la disrupción, pero cuando el ejercicio se realiza desde la más profunda de las cegueras, puedes acabar contra una pared.

Hay un pequeño secreto en esto del Branding, más allá de que el ejercicio ‘moleeee mucho’, como piensan algunos… el secreto es que con ruido o sin él, la Marca Funcione.

Una Marca que no funciona, no es una Marca.

Me alegro mucho por Tuenti, porque era una Marca Benchmark que echábamos de menos.

En fin, más ciencia y menos arte.

Puedes leer el artículo completo en: : Nuevo Tuenti: un error de 12 meses

Source:: Tuit Marketing

Escrito por

Ignacio Sánchez Mingorance